El mito del desodorante

El mito del desodorante

Seguramente has escuchado o leído por ahí, que el uso de desodorantes y anti-transpirantes ocasiona cáncer de mama.

Esta historia empezó a circular a mediados de los años noventas y se esparció de manera ágil y veloz gracias a el uso cotidiano de una nueva tecnología en esa época, llamada Internet.

El fundamento de esta teoría es que dichos productos higiénicos ocasionan que los poros de la piel se obstruyan y no puedan eliminar toxinas, las cuales se acumulan, y a la larga ocasionan un desequilibrio que finalmente culminará con el desarrollo de un cáncer de mama.

Este fundamento, si bien es muy elaborado en el diseño, es completamente falso. A raíz de la amplia divulgación de este mito, muchos países de primer mundo pusieron en marcha estudios para determinar la veracidad de esta información, todos ellos llegando a la misma conclusión: que era mentira.

En primer lugar las "toxinas" de la glándula mamaria no se eliminan a través de las glándulas encargadas de producir el sudor localizadas en la piel sino a través de los vasos linfáticos y en ningún punto existe conexión entre ambas estructuras. En segundo lugar las glándulas sudoríparas no se encargan de la eliminación de toxinas, sino de la regulación de la temperatura corporal a través de la eliminación de agua y sodio básicamente.

Este tipo de información resulta extremadamente dañina ya que confunde a las personas y genera miedo. Es tu momento de hacer algo diferente y empezar a divulgar esta nota. No oprimas la tecla de "reenviar" en tu computadora cuando recibas correos que no te consten como verdades y que contribuyan a lo que he llamado "terrorismo cibernético". La información adecuada genera confianza y credibilidad.

Ayúdanos siendo nuestr@ portavoz; informando de manera responsable con la verdad.

Síguenos

Mantente al tanto

Recibe las últimas noticias sobre Enfermedades Mamarias y eventos de Mexico Breast Center.